90 años sin perder la sonrisa

El pasado mes de marzo Doña Fé Toledo celebró su 90 cumpleaños en compañía de sus seres queridos, entre ellos, el primer sacerdote de la Isla de La Graciosa, del que admite sentirse muy orgullosa. “Él es mi locura y yo la de él”, afirma Doña Fé de su joven nieto Nicanor Bermúdez.

Viuda desde hace más de 30 años del mecánico marinero Sixto Páez Toledo, madre de 6 hijos, abuela de 14 nietos y bisabuela de 3 biznietos, la señora Toledo Betancort está como una rosa. Vive tranquila en su vieja casa situada justo al lado de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, donde venera cada día a su Virgen. “Todos los días le pido a la Virgen que me ayude y me dé compañía”, cuenta Fé mostrando su religiosidad y adoración por la patrona de la isla. “También le pido, – confiesa Doña Fé-, tener un platito de comida y que mi familia esté bien”.

Tiene muy claro que su vida no la cambiaba por nada del mundo, “por ningún tesoro”, asegura. A pesar de que ha sido una mujer trabajadora, a la que no le ha faltado tarea mariscando, cogiendo leña, subiendo más de 20 kilos de pescado Risco arriba o criando a sus cochinos y a sus cabras, además de a sus hijos, Fé se caracteriza por su frescura, nobleza, humildad, y algo más evidente aún, su felicidad.

Los que la conoce bien, saben de su don de gentes y de su capacidad social, y a nadie se le esconde que la señora, a pesar de sus 90 años, sigue siendo coqueta. “Soy una vieja muy presumida, -afirma sobre ella misma mientras enseña sus uñas recién pintadas-, aunque la verdad no me pinto mucho porque la gente dirá que qué estará buscando esa vieja”, dice sin perder la sonrisa y el buen humor. Y es que a pesar de haber nacido a principios del siglo pasado, Fé se muestra tolerante con los nuevos tiempos, pese a que reconoce que antes en La Graciosa había mucha confianza y cercanía y que ahora todo el mundo anda con el dichoso móvil.

Empleita, siesta y pasapalabra Doña Fé ha mantenido la tradicional labor del trenzado de la empleita y ha perdido la cuenta de la cantidad de sombreros gracioseros que ha confeccionado con sus propias manos. A eso dedica parte de la mañana para poder responder a los encargos que le hacen, pero en La Graciosa hay tiempo para todo, y Doña Fé tiene claro que la siesta y su programa preferido de la televisión, Pasapalabra, son sagrados. Al igual que sus plantas, que muestra con orgullo en el jardín trasero de su casa, mientras explica que una de ellas tiene nombre de cantante, un rosal (Julio Iglesias) que huele a perfume de mujer.

Entre plantas, palmas trenzadas y algún crucifico que adorna su modesta casa, una de las mujeres más longevas de La Graciosa, nos desvela que no es millonaria pero que “tiene su pensión y sus caprichos”, y recuerda con cierta nostalgia, aunque nunca con tristeza, que su marido era “muy fino pá cantar”, hasta tal punto que Los Sabandeños en una de sus vistas a la Isla, se lo quisieron llevar de gira una vez que lo oyeron, aunque Don Sixto tuvo claro que su trabajo era la mar. A Doña Fé, a sus recién cumplidos 90 años, le sigue gustando un timple y una guitarra, y cuenta fascinada cómo se llena la Iglesia cuando hay conciertos, los cuales por ahora ella no se quiere perder.

fe-toledo-betancort-la-graciosa-01

Mientras ve la vida correr, a Doña Fé le gusta a veces entretener sus manos explotando burbujas de plástico y sentarse a ver a la gente que pasa “parriba y pabajo” frente a su casa. “Siento que esto es mi vida, y no la cambiaría por nada del mundo. Mi casa no la abandono”, garantiza Fé.

Fuente: Info La Graciosa


Comentar y hacer pings no estan permitidos.
Apartamentos La Graciosa La Pardela
¿Busca apartamentos en La Graciosa?

Conozca los Apartamentos La Pardela.

www.apartamentoslapardela.com consulte la oferta de apartamentos en La Graciosa © 2011
Telf. 928 987 037 - Contactar

Apartamentos en La Graciosa La Pardela apartamentoslapardela.com
Conoce los Apartamentos La Pardela en La Graciosa, disponibilidad y Reservas Online. < Haz Click Aquí >